Terapia Física

Brindamos tratamientos con el objetivo de mejorar y potenciar las capacidades funcionales a través de un conjunto de metodologías orientadas a promover la independencia y movilidad del niño, al mismo tiempo de fomentar su participación e inclusión, a través de diversas intervenciones terapéuticas como: Terapia del Neurodesarrollo, Terapia Acuática, Terapia robótica asistida y Psicomotricidad Terapéutica.

Contamos con herramientas tecnológicas modernas como el Lokomat, Motomed, Baropodometría y realidad virtual a través de la plataforma del Rehametric, con las que realizamos la evaluación global del niño y de su entorno utilizando test validados y estandarizados internacionalmente, estableciendo los objetivos de tratamiento conjuntamente con la familia.

El manejo terapéutico utilizado durante la evaluación y la intervención se caracteriza por la  interacción dinámica y recíproca entre el niño y el terapeuta, para la activación del procesamiento sensoriomotor óptimo, el desempeño de las tareas y la adquisición de habilidades para lograr la participación en actividades funcionales. La metodología empleada es la Terapia del Neurodesarrollo (NDT) cuyos fundamentos neurofisiológicos de la Neuroplasticidad  permiten los procesos de aprendizaje motor.

El manejo terapéutico es individualizado basado en un enfoque de resolución de problemas para evaluar la actividad y participación, identificando y priorizando las integridades y deficiencias relevantes como base para establecer metas y objetivos alcanzables

Nuestro registro de evaluación está fundamentado en sistemas de medición estandarizadas que nos permite  tener un lenguaje universal; usamos la CIF como marco referencial de evaluación, clasificadores como el GMFCS, MAC, y el CFCS y las pruebas de medición de la función  motora gruesa GMFM 66-88 y otras pruebas específicas según la necesidad funcional del niño.

Potenciamos la evaluación con el uso de tecnología, como la Baropodometría computarizada, así mismo, innovamos en la intervención con el uso del software Rehametrics y la implementación de la Unidad de Terapia Robótica Asistida- LOKOMAT en la sede de La Molina.

Dentro de la Unidad de Reeducación Motriz, atendemos a niños con diagnóstico de alteraciones posturales (escoliosis, cifosis, hiperlordosis, enfermedades torsionales de miembros inferiores, pie plano, etc.) que no cursen con enfermedades neuromotoras, quienes reciben intervención individualizada a través de programas de fortalecimiento y reeducación postural.

La intervención Temprana permite iniciar una manejo temprano del niño de 0 a 3 años con alto riesgo de presentar alteraciones del desarrollo psicomotor buscando detectar e intervenir a tiempo las desviaciones atípicas  en las etapas iniciales del desarrollo infantil o tratar precozmente patología de cualquier causa ya detectada en etapas tempranas de la vida. El manejo terapéutico basado la Terapia del Neurodesarrollo, El manejo terapéutico es individualizado basado en un enfoque de resolución de problemas para evaluar la actividad y participación, identificando y priorizando las integridades y deficiencias relevantes como base para establecer metas y objetivos medibles con el fin que el bebe alcance sus habilidades sensorio motoras dentro de la edad esperada con calidad en sus movimientos sin patrones compensatorios que le aseguren un buen desarrollo psicomotor.

Se aplica la Escala Motora de Alberta, que evalúa la secuencia del desarrollo motor en términos de desarrollo progresivo e integración del control muscular antigravitatorio a través de la observación del comportamiento motor espontaneo  analizando los componentes de movimiento como la carga del peso, la alineación postural y el movimiento antigravitatorio que contribuyen a las habilidades motoras.

Nuestra intervención se basa dentro del marco  de la Psicomotricidad  Terapéutica como un proceso que acompaña al niño en su propio itinerario madurativo, que va desde la expresividad motriz y el movimiento hasta el acceso a la capacidad de generar un cambio importante en su personalidad y en la manera de comunicarse, pasando de la acción y del afecto a otra manera de entender el mundo que le permite establecer otras relaciones con el espacio, el tiempo, los objetos, las personas, consigo mismo y con el pensamiento operatorio de la lógica. En este proceso se atenderán aspectos como la afectividad, la motricidad y el conocimiento, que irán evolucionando desde la globalidad a la diferenciación, de la dependencia a la autonomía y de la impulsividad a la reflexión.

BENEFICIOS DE LA PSICOMOTRICIDAD TERAPÉUTICA

A nivel motor

  • Facilita que el niño tome conciencia y percepción de su propio, favoreciendo la adquisición del esquema corporal y de esta manera aprenda a dominar y a adaptar su movimiento.

A nivel cognitivo

  • Crea hábitos que facilitan el aprendizaje, mejora la memoria, la atención y concentración, así como la creatividad del niño.

A nivel socio-afectivo

  • Reafirma su autoconcepto y autoestima, al sentirse más seguro emocionalmente, como consecuencia de conocer sus propios límites y capacidades.
  • Se integra a nivel social con sus compañeros, propicia el juego grupal.

Nuestra intervención se basa en la aplicación de la Terapia Específica del Agua (WST, Water Specific Therapy) del “Concepto Halliwick”, esta metodología es avalada internacionalmente por la IATF (Asociación Internacional de Terapia Acuática),  cuyo principio es el Aprendizaje Motor y centra sus objetivos con la CIF (Clasificación Internacional de Funciones).

La WST es un abordaje dinámico que facilita el movimiento y el input sensorial, utiliza componentes estáticos para la activación selectiva de los músculos y estabilización de áreas específicas, la estabilización del tronco y prevención de caídas. El terapeuta utiliza propiedades mecánicas generando turbulencias para lograr desequilibrios, flotabilidad que promueve los cambios posturales con facilidad y efectos metacéntricos que permiten efectos rotacionales.

La Terapia Acuática favorece el  fortalecimiento muscular global, control motor y postural; además del incremento de la resistencia frente a ejercicios aeróbicos. Todas ellas  a través del juego que permite una interacción constante del terapeuta con el niño retándolo a resolver sus problemas de balance dentro del medio acuático creando estrategias de equilibrio que pueden mantenerse fuera de la piscina terapéutica.

Para la evaluación y valoración de objetivos utilizamos la evaluación WOTA (Water Orientation Test Alyn) 1 y 2, es una herramienta basada en el  concepto Halliwick la cual puede ser utilizada para establecer metas dirigidas a la función del paciente en el agua, y planificar el tratamiento permitiendo un seguimiento objetivo del progreso del niño.

Servicios de Terapia

En ARIE, ofrecemos terapias personalizadas de acuerdo a un programa desarrollado según la necesidad de cada paciente. Nuestros terapeutas son especialistas en diferentes áreas, comprometidos con cada uno de sus pacientes enfocados en el logro de los mejores resultados para ellos. Conoce sobre nuestras terapias haciendo clic en los siguientes iconos: